La Asociación de Amigos de Casa de Galilea y el IADEPP homenajearon la trayectoria de una figura comprometida con la transformación social designando con su nombre al programa de acceso a derechos que ambas instituciones llevan adelante.
El pasado 9 de junio la comunidad de La Cava presenció el homenaje a uno de sus más incansables trabajadores. Alejo Fernández Mouján, fundador de Casa de Galilea, centro de desarrollo familiar y educativo.

Fernández Mouján falleció el pasado 27 de febrero y los miembros de la Asociación de Amigos de Casa de Galilea y el iadepp decidieron conmemorar su trabajo mediante la designación del programa  ambas instituciones llevan adelante con el objetivo de asesorar a personas nativas indocumentadas, como también a inmigrantes y a la comunidad en general en el acceso a sus derechos esenciales.
La ceremonia contó con la presencia de familiares, amigos, dirigentes vecinales y de diversas organizaciones que se hicieron presentes para recordar a un trabajador incansable por la justicia social, por medio de un emotivo acto donde no falto la música, las palabras de sus seres queridos y hacia el final con la colocación de una placa recordatoria.
En representación del Intendente Municipal de San Isidro, se hizo presente Gustavo Hirsch Secretario de Niñez, Adolescencia y Familia del Municipio de San Isidro.
«Un homenaje es un recordatorio. Pero nosotros no venimos a hablar del pasado, venimos a hablar del presente y del futuro y para ello nada mejor que una guía en este largo camino, que la figura de una persona comprometida con sus ideales.», dijo Jorge Álvarez, Presidente del IADEPP «Alejo Fernández Mouján sintetizaba mejor que nadie el imaginario que deseamos cuando en la solidaridad, el compromiso y la voluntad de cambio», agregó Álvarez.

Por su lado, Roberto Cazzenave, Presidente de la Asociación Amigos de Casa de Galilea recordó que «Alejo Fernández Mouján fue una lección de valor y esfuerzo para todos. Movilizado por la situación social producida por la Crisis del se acerco un día a la Cava preocupado por la desigualdad y la pobreza que padecían sus vecinos más próximos, y junto al Padre Aníbal Filippini, proyectaron una utopía que pronto tendría frutos abundantes y de la cual hoy somos todos testigos».
“Casa de Galilea es el Centro de desarrollo familiar de La Cava, San Isidro, desde el cual se viene trabajando en el fortalecimiento familiar y el desarrollo humano de niños, adolescentes y adultos desde hace una década.”Señalo ante la audiencia Edith Iraola, coordinadora de la institución y fundadora al comenzar el homenaje.
 Sobre el cierre del evento, el padre Aníbal Filippini junto a Natalia, la compañera de toda la vida de Alejo Fernández Moujan, familiares y representantes de las organizaciones presentes colocaron una placa recordatoria que fue acompañada con un fuerte aplauso por todos los presentes.

Categorías: